Aclaración sencilla sobre el SEO para PYMES

Existe una divertida especie de rencilla entre los especialistas en optimización de resultados en motores de búsqueda ( SEO ) y los que se dedican a la optimización de las cuentas de pago por clic ( PPC ), también en ocasiones llamados SEM.

De esa cordial y entrañable enemistad quizá hable otro día. En cambio, hoy me voy a centrar en el término SEM.

Por sus siglas en inglés (Search Engine Marketing) designa al marketing de motores de búsqueda y por lo tanto, como un colega y profesor nos explicaba, es un concepto que ya engloba ambas disciplinas SEO y PPC. Refraseando: el SEM no solo es PPC, y el SEO entra dentro del SEM.

Así es. El SEO es una forma de marketing en buscadores y entra en el campo de la mercadotecnia en Internet. Para poner mas negro sobre blanco diré que NO pertenece a la programación. Un programador puede ser un buen SEO, pero de ser así es porque está cualificado en el marketing de Internet y se le debería designar, al realizar puntualmente dicha tarea, como a un E-marketer o bien, intentando adaptarlo al español, mercadólogo de Internet. A mi también me suena como un zapato, pero si de esa manera podemos mantener a raya el mal uso de las denominaciones, pues eso, me llamo Marcos y soy un mercadólogo del Internet. Si alguien en voz de protesta se quiere distanciar de tan horrible denominación al castellano, lo entenderé pero el SEO es del Marketing, como un traumatólogo también es médico. Si quedan dudas se puede consultar este artículo en Wikipedia con información interesante al respecto.

seo

El SEO bien hecho debe tomar en cuenta, en mi opinión, 5 aspectos que han de formar parte de su estrategia y como veréis, poco tienen que ver con la programación:

  1. Encontrar la mejor manera de explicar o exponer nuestros productos o servicios en la web.
  2. Estudiar la competencia.
  3. Estudiar el comportamiento de los usuarios de Internet o posibles usuarios de nuestro site, dicho de otra manera medir el tráfico y su “calidad”.
  4. Estar al día con el medio y las reglas de juego que imponen los buscadores.
  5. Disponer de herramientas de medición y analítica que nos permitan ir mejorando nuestro trabajo.

Con esto quiero decir, que ya podemos estar en manos del llámese así, mayor gurú SEO que diga conocer todas los “trucos” para “engañar” a Google y poder salir “más arriba”. Puede que, en efecto esta persona conste de recursos o “truquillos”, pero ellos son inútiles si esos cuatro aspectos no se tienen en cuenta.

Pregunta: ¿Qué consigues montado sobre un motor de 12 cilindros de formula 1, que no tiene volante ni carrocería? pues eso, te pasa la bicicleta del vecino muerto de risa. Y ya si llegaras a poder echarlo andar, ¿has tomado el camino adecuado? y ¿cuánto tardará en pararte la poli y ponerte una multa? Con esta metáfora pretendo señalar las consecuencias de usar técnicas que violan los reglamentos del todopoderoso, me refiero al menos en España a Google. Ello puede significar salir perdiendo en el futuro.

Después de eso diré algo que sí es de SEO, más allá de truquillos y atajos. Es curro.

Tras haber tenido en cuenta esos cuatro aspectos toca poner en marcha una batería de acciones, que según objetivos y según el caso servirán más o menos bien. Al final hay pocas vias de escape, Google quiere que tu web gane méritos por la calidad de su contenido y el interés que suscita en otros usuarios. Es exactamente así como se consigue un SEO positivo y efectivo.

  1. Con contenidos interesantes y bien implementados. Usando textos, imágenes y vídeos que despierten la curiosidad y el interés de muchos usuarios y con una web de diseño agradable, bien estructurada e implementando estándares de SEO interno.
  2. Con relaciones públicas. Una vez tienes algo interesante, exponer tu trabajo en sitios con mucha afluencia de usuarios. Al final son ellos quienes juzgarán la calidad de tu web, si es buena te premiarán con menciones y links.
  3. Con recursos. Pues eso, si estás dispuesto a pagar, más personas estarán dispuestas a ser tus “amigas”. Es una manera algo fea de verlo, pero directa o indirectamente todo se mueve por intereses y el dinero es un interés de ámbito muy general. Además hay maneras de hacer esto sin que a Google le parezca mal.
  4. Poniendo alguien hacer trabajo de chinos. Esto entra claramente dentro de la modalidad de pagar. Existe sobretodo a nivel de empresas grandes que contratan o sub-contratan mano de obra que produzca contenidos de forma masiva y continua apuntando a sus páginas.

No por casualidad la lista está puesta en orden de blanco a gris. Luego está el negro, ¡los métodos del lado oscuro! Los hay muchos y según cuales se implemente te pueden llevar directo a la penalización o muy arriba,  a riesgo de cada quién.

Cuando hablamos de una empresa mediana o pequeña, el SEO es un elemento interesante para la captación y distinción de la marca. En el caso de las PYMES, cuando son empresas familiares o creadas en base a recursos limitados, lo mejor es no jugar con fuego, el tiempo es un recurso que es mejor no violentar. Por ello lo más recomendable es optar por una estrategia conservadora, sin gastarse todos los recursos solo para este fin, pero implementándolo de forma mixta, integrando los elementos citados en el listado superior, acorde con los objetivos y posibilidades.

Cabe explicar que se suele hablar de dos tipos, El SEO interno y el SEO externo. El primero está mucho más al alcance de las empresas pequeñas, ya que se trata de mejoras que se producen en los contenidos de sus propias webs o de sus propias estructuras. Tal como aputan los expertos de la renombrada empresa de E.U.A. SEOmoz, los factores de control interno tienen un gran peso para los resultados de búsqueda en Google. Aunque Google pueda modificar constantemente sus criterios de importancia, factores como el uso adecuado de palabras claves, registros del hosting adecuado, CTR y dominio pueden sumar juntos casi la mitad del peso que el algoritmo de Google otorga a la hora de hacer rankings de la webs. Muchos son factores que podemos mejorar sin recurrir al SEO externo y por lo tanto 100% libres de penalización. Cabe destacar que según el nicho, algunas veces, leves mejoras de estos factores son suficientes para llegar a primeras posiciones (siempre y cuando la competencia lo haga peor).

El SEO por sí solo, además no suele ser la forma definitiva de cumplir unos objetivos (seguro que no a corto plazo), pero es una forma más de ganar amplitud en una estrategia integrada de marketing. Para una PYME, sobretodo es muy importante tenerlo siempre en cuenta para no desaprovecharlo al menos dentro de las estrategias que ya estén pautadas, como relaciones públicas, noticias, donaciones, blogs corporativos, etc.

¿Y qué otras acciones entran dentro de la mercadotecnia en Internet? Qué os parece si dejo la pregunta al aire y os invito de esa manera a leer el próximo post o entrada de nuestro blog sobre marketing en Internet? Que tengáis un buen dia 🙂

Sígueme

Marcos Ametller

CEO at Insitus
Máster en Marketing Online.
Especialista en Marketing de Motores de Búsqueda en varios idiomas.
Colaborador Principal del foro de Adwords Hispano.
Instructor del Máster en SEM, del IEBS Business School.
Fundador de Insitus, agencia de publicidad online.
Sígueme